Archivos para la categoría: Verduras y setas

Scroll down for recipe in English.

Hoy toca cocina española. Olé!

El gazpacho es mi cena preferida de verano con una buena tortilla de patata, y si además hay croquetas voy directa al cielo.

Aunque hoy ya estamos en otoño y  es mediodía, también va bien esta sopa fría como primer plato.

Yo  creo que el gazpacho fue uno de los primeros platos que aprendí a cocinar y con el que me he ganando algún estómago que otro. Versiones del gazpacho hay muchas, tantas como del café; más ligero o espeso, con o sin pan, con o sin cebolla, colado o sin colar, y de ahí mi eterna discusión con mi prima MªJosé sobre si su gazpacho es mejor que el mío o al revés. Ya podéis imaginar cual es mi opinión.

Ingredientes (para 6 u 8 raciones):

Para el gazpacho:

  • 800 gramos a 1 kilogramo de tomates carnosos y bien maduros
  • 1 pepino pequeño
  • 1 pimiento verde pequeño
  • 1/2 cebolla (opcional). Los andaluces no le ponen cebolla.
  • 1 diente de ajo (opcional)
  • 1 taza de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre
  • sal
  • Agua fría o cubitos de hielo para aclarar. Un buen gazpacho normalmente no necesita agua.
  • Truco: unas semillas de comino.

Para los tropezones:

  • Tomate, pepino, pimiento y cebolla cortado a cuadraditos.
  • Cuadraditos de pan tostado o frito (picatostes).

Preparación:

Lava bien las verduras y  quítales las partes duras. Pelar el pepino (quítale los culos), y quita el rabo y las pepitas al pimiento.

En el vaso de una batidora eléctrica o robot de cocina pon las verduras cortadas a trozos grandes, con el vinagre, el aceite, la sal y el comino, y tritura muy fino hasta que todo quede bien emulsionado.

Ahora toca la parte dura. Utiliza un chino para colar el puré anterior. Aquí no hay robot de cocina que valga. Más te vale haber ido al gimnasio para que tu brazo aguante. Te puede ayudar el ir añadiendo agua para que pase mejor el puré y te quede menos espeso. Las pepitas del tomate y las pieles de las verduras no quedan bien en el gazpacho, con lo que este paso es muy importante.

Corrige de sal, aceite y vinagre.

Reserva en la nevera para que esté bien frío. Esta sopa es fría, ni templada ni caliente, recuerda, cuanto más fría mejor.

Sirve en  cuencos individuales. La guarnición son los tropezones que has preparado cortando en trocitos muy pequeñitos las verduras que has utilizado para el gazpacho y trocitos de pan tostado o frito (picatostes).  Ponlos en platitos individuales para que se vayan sirviendo los comensales.

Una advertencia:

Nunca te va a quedar un gazpacho igual a otro, pues depende mucho el sabor de la calidad de las verduras que utilices,  y nunca vas a utilizar unos tomates igual a otros, ni nunca van a estar igual de maduros, o van a ser igual de carnosos.

Un truco:

Si tienes tiempo, no añadas el aceite y el vinagre en el momento de triturar las verduras. La noche anterior corta las verduras a trozos y déjalas macerar en la nevera con el aceite, el vinagre y la sal. Tu gazpacho tendrá un sabor mucho más especial.

RECIPE IN ENGLISH

ANDALUSIAN GAZPACHO

Spanish summer!.

This is one of the most delicious, simple and multifaceted gifts of Spanish cuisine to the world of joy. A cold vegetable soup, hundred of years old, ideal to share, to take away or to accompany the most elaborated dishes. It doesn’t even need cooking and it is full of vitamines.

Let’s go!

Ingredients:

  • 800 gr. to 1 kg. of fleshy and ripe tomatoes
  • 1 Spanish cucumber
  • 1 little green pepper
  • 1/2 onion (optional). The Andalusians don’t use onion in gazpacho.
  • 1 clove of garlic (optional).
  • 1 cup of olive oil
  • 2 tablespoon of sherry vinegar
  • salt to taste
  • cold water or ice cubes to make this soup less thick.

Trick: Cumin seeds to taste.

Topping, to eat with the soup:

  • Small pieces of tomato, cucumber, onion and pepper.
  • Little toasted or fried bread cubes (croutons).

Directions:

  1. Wash vegetables and remove stem and seeds from the pepper. Peel the cucumber.
  2. Cut them in big pieces, set aside a little of them for the topping and  put the rest with olive oil, sherry vinegar, salt and cumin seeds in an electric mixer or food processor. Blend very fine all the ingredients together until they emulsify.
  3. Now it comes the hard work. You’ll need a strong man. Use a conical strainer to strain this mixture. If you find yourself a lot of trouble, pouring a little cold water while you are straining can help you. The texture of this soup is very delicate so it is very important to leave no evidence of vegetable seeds or peels in it.
  4. Add more salt, olive oil or sherry vinegar, if necessary.
  5. Put the gazpacho in the frige. It is a cold soup, not warm nor hot. Remember, the colder it is served, the better it tastes.
  6. Serve gazpacho in bowls, with croutons and small pieces of tomato, cucumber, onion and pepper in individual plates. By doing so, each person can decide her own topping.

This gorgeous cold soup is perfect as first dish, drink or appetizer in any dinner, lunch or brunch you want to enjoy in a summer day. It is the perfect soul mate of a Spanish omelette. Olé!

Anuncios

Una comida familiar en domingo. En mi tierra, Valencia, por tradición ha sido la paella. Pero en mi casa no, mi padre casi siempre nos ha deleitado con sus pimientos rellenos de arroz con su particular toque de Teruel, pues están también rellenos de rico jamón serrano, turolense, por supuesto.  A mí es una comida que me chifla y me recuerda a mi familia a más no poder, aunque no me salgan tan buenos como al maestro, mi padre.

Es una receta fácil con muchas ventajas, pues se pueden dejar preparados con antelación sin meter en el horno y hornearlos cuando te venga bien. Además se pueden congelar  y  así llevártelos en un tupper para la comida en el trabajo. Y tienen mucho mucho sabor mediterráneo. La huerta y el jamón serrano juntos, ¿qué más se puede pedir?.

Empecemos.

Ingredientes para cuatro personas:

  • Tantos pimientos rojos como comensales.
  • Dos dientes de ajo por pimiento.
  • 3 tacitas (de las de café) de arroz.
  • 2 cucharadas soperas de tomate frito por pimiento.
  • Jamón serrano al gusto. Mejor si tiene bastante tocino.
  • Agua, aceite de oliva y sal.

Instrucciones:

  1. Si el jamón es graso, cortar muy pequeño y derretir el tocino a fuego lento. Si es más magro, sustituir el tocino por aceite de oliva. En esta grasa o aceite sofreir el jamón y los ajos troceados.  Se añade el arroz y también se sofríe.
  2. Aparte se tiene el agua (la mitad de volumen que de arroz) en un cazo a punto de hervir con sal.
  3. Se añade el agua al sofrito  anterior y se tiene unos tres minutos al fuego hasta que el arroz se seque y a continuación se añade el tomate frito.
  4. Mientras se lavan los pimientos y con un cuchillo se abren por la parte del tallo, de modo que quede una tapa. Se limpian bien de pepitas y se reservan.
  5. Con la mezcla del arroz se rellenan los pimientos dejando algo de espacio libre, ya que el arroz todavía tiene que hincharse más y se cierran los pimientos con su tapa ayundándonos de unos palillos.
  6. Se colocan en una bandeja de horno y se rocían con aceite y sal.
  7. Hornear una hora aproximadamente a 175ºC.

Bon profit!